Tanto los Aplacados de Piedra Natural como Artificial requieren de una aplicación cuidada y experimentada para conseguir un detalle y un acabado óptimos. Los espacios donde colocamos la piedra nos permite crear ambientes naturales perfectos para integrar diseños vivos. El estudio de la piedra a utilizar es muy importante dependiendo de donde vayamos a colocarla. Las diferentes propiedades de cada material nos aportarán diferentes ventajas que debemos aprovechar.

Puedes ver aquí nuestra sección de trabajos INTERIORES y también la de RESTAURACIÓN DE MASÍAS Y CASAS ANTIGUAS.
Los Pavimentos o revestimientos se definen por su resistencia en el uso diario, por su resistencia al desgaste, su fácil mantenimiento, y su respuesta ante agentes como el agua, además de su función decorativa.

Los diferentes grados de porosidad en revestimientos de suelos nos evitará posibles deslizamientos y caídas. Deberemos escoger el diseño de las colocaciones tanto de los aplacados como de la mampostería ya que hay diferentes acabados. También hay que tener en cuenta que en las paredes con mampostería se suelen dar entre 10 y 30 centímetros de grueso de pared existente.

Todos los pavimentos deben resolverse teniendo en cuenta una serie de consideraciones tales como: la resistencia del material respecto las temperaturas, las juntas de dilatación, la absorción del agua si el ambiente es muy húmedo, los encuentros entre los distintos materiales, la disposición del rodapié, la protección con cantoneras.